Saltear al contenido principal
+57 321 2285911 presidencia@scarchivistas.co
Mis Deseos Archivísticos Para El Año Nuevo.

Mis deseos archivísticos para el año nuevo.

En primera medida, deseo para el 2020 que los archivistas – en todos los niveles de formación – entendamos qué hace el CCA y qué la SCA. Resulta a veces curioso ver como se exigen gestiones y acciones que se salen de los alcances de estas dos organizaciones. Esto, amigo archivista, se soluciona muy fácilmente: Leyendo los estatutos de ambas entidades y para el caso del CCA, la ley 1409.

Deseo también que las Juntas Directivas de estas dos entidades, no estén conformadas por personajes que no aportan, que no proponen, que no hacen.

Estar por estar, es cuestión que mucho se ha visto – sobre todo en la Junta Directiva de la SCA –  y sabemos bien el impacto negativo que esto genera. Es hora de contar con gente que en serio esté dispuesta a remangarse y HACER, ojalá más allá de lo que se espera. Estar en estas Juntas Directivas es una responsabilidad que no genera ninguna retribución, pero si se animan voluntariamente a ser parte de estas, no lo hagan sólo por hacerlo, por estar en la foto o por tener algo más que poner en sus Hojas de Vida. Que su gestión se vea.

En esa misma línea, deseo que los archivistas dejemos a un lado los egos y trabajemos cordialmente en pro de un propósito común. Quizá, ese sea uno de los factores que ha llevado a que no se hagan muchas cosas.

Deseo que bajen las quejas por salarios, por falta de representación, por que los cargos los están asumiendo otras profesiones o porque el director del AGN no es Archivista, entre otras que a diario se ven en redes sociales. Está bien quejarse, pero sí que nos hace falta en este pequeño gremio aportes para que esas cosas de las que nos quejamos cambien un tanto.

Deseo que los archivistas asuman un rol más proactivo en las entidades para las que trabajan. Que se enamoren de sus archivos, que sean buenos líderes y que vean a la tecnología como un medio para transformar y posibilitar el acceso a la información y no como algo de “ingenieros”.

Deseo que todos los colegas y amigos archivistas tengan un buen empleo en el que puedan aportar y transformar sus organizaciones, más allá de organizar los documentos en carpetas y cajas debidamente rotuladas e inventariadas.

Deseo que no se usen a los archivos para fines políticos, para conseguir votos y que más bien generemos agendas de trabajo que hagan más visible la importancia de nuestro trabajo y de los archivos como medios para garantizar la transparencia y evitar la corrupción.

Deseo de todo corazón, un 2020 muy próspero para todos los archivistas.

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Es Archivista de la Universidad de La Salle. Director de edición para América Latina en la Revista Archivoz.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba